top of page
  • Writer's pictureMayra Nieves Rosa

La Agri-cultura me sabe a país: Cultura, política y economía en la agricultura.

¿Qué tienen en común el arroz con gandules de Puerto Rico; el mangú de la República Dominicana, el patacón pisao de Colombia y los chilaquiles en México?. Que pensarlos nos conecta inmediatamente con esos países.  Si hay algo que distingue a los países es su comida. Cuántos de nosotros, cada vez que planificamos un viaje, o alguien nos habla de haber visitado otro país, nos preguntamos… ¿Y qué comen?.  La agricultura de cada país y sus platos típicos estan intrínsicamente ligados a su identificación cultural. Los ingredientes de sus platos favoritos los podemos entender, y si nos parecen sabrosos, aumenta nuestro deseo de conocer esas culturas. 

 

La seguridad alimentaria de cada país está ligada a su capacidad para producir alimentos. Por eso, cuando escuchamos que en Puerto Rico se produce menos del 15% de lo que consumimos, muchos nos alarmarnos.  Sin embargo, en vez de alarmarnos, debemos ocuparnos, diseñar, trabajar, y apoyar gestiones locales y solidarias de producción agrícola.  Nelson Álvarez Febles, en su libro La Tierra Viva, Manual de Agricultura Ecológica, nos demuestra, que en Puerto Rico podríamos llegar a producir más del 40% de lo que consumimos, si nos lo proponemos.

 

Por eso, cuando pensemos en cómo transformar nuestra producción agrícola a una saludable y abundante, debemos atender las dimensiones económicas, culturales y políticas de la agricultura. La económica, cuántas personas, tierras y estrategias debemos atender para crear el ecosistema necesario de producción contínua y sustentable. La cultural, qué apoyo damos a nuestros agricultores, productores y gestores en el quehacer culinario en Puerto Rico, ya sea comprando sus productos, incluyéndolos en nuestros eventos, literatura, conversaciones y compartir familiar. Lo político, ¿Cuán enterados(as) estamos de las políticas públicas que controlan la producción agrícola local?  ¿Qué hacemos para que nuestro sistema político y económico facilite las herramientas de producción y desarrollo agrícola sustentable y saludable, para el ambiente, quienes la trabajan y nosotros?

 

En lo económico, político y cultural, el cooperativismo ofrece estrategias de producción solidaria que vale la pena explorar y practicar. Si queremos un Puerto Rico que sea agriculturalmente saludable, entendiendo y practicando las diferentes dimensiones de la agricultura estaremos un paso más cerca hacia la seguridad alimentaria.



90 views0 comments

Recent Posts

See All
bottom of page